La violencia digital es una práctica que atenta contra la vida, dignidad, privacidad e intimidad de las personas, principalmente de las mujeres, ya que mediante el uso de la inteligencia artificial se crea contenido pornográfico sin su consentimiento, señalaron senadores del Grupo Parlamentario del PT.

Por ello, con el objetivo de proteger a la población de este tipo de delitos, sobre todo a mujeres, niñas, niños y adolescentes, las senadoras Geovanna Bañuelos de la Torre, Cora Cecilia Pinedo Alonso, Martha Cecilia Márquez Alvarado y el senador Joel Padilla Peña propusieron reformar el Código Penal Federal, para adicionar un capítulo denominado “Violación a la Intimidad Sexual mediante Inteligencia Artificial”, y así tipificar esta práctica.

En dicho apartado, se establece que será considerado como un delito la violación a la intimidad sexual mediante el uso de inteligencia artificial por parte de quien videograbe, audiograbe o fotografíe a una persona sin su consentimiento, autorización o aprobación, así como a quien los modifique para elaborar y divulgar material pornográfico en imágenes, videos o audios, mediante aplicaciones de inteligencia artificial.

De igual forma, a quien sustraiga, a través de las redes sociales, dispositivos móviles y electrónicos o cualquier otro medio, videograbaciones, audios o fotografías, y las modifique para elaborar material pornográfico en imágenes, videos o audios, mediante aplicaciones de inteligencia artificial para distribuirlos o publicarlos sin consentimiento o autorización.

En el documento, que se envió a las comisiones unidas de Justicia, para la Igualdad de Género y Estudios Legislativos, se plantea que, este tipo de conductas sean sancionadas con una pena de cinco a nueve años de prisión y de 700 a mil 200 días de multa.

Las penas, se precisa, aumentarían hasta el doble si la víctima es menor de edad, o se trata de una persona que no tiene capacidad para comprender el significado del hecho o para resistirlo.

Bañuelos de la Torre, Pinedo Alonso, Márquez Alvarado y Padilla Peña advirtieron que es necesario tomar medidas en la materia, ya que la creación de imágenes mediante la inteligencia artificial es conocida como deepfakes o “falsedades profundas”, las cuales son archivos de vídeo, imagen o voz manipulados mediante un software, de modo que parezcan originales, auténticos y reales, pero que tienen el fin de desinformar, manipular, suplantar identidades o dañar la reputación de una persona.

Señalaron que México, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 22.4 por ciento de las mujeres que utilizaron Internet fueron víctimas de ciberacoso y 19.1 por ciento fueron hombres.

Además, consideraron que el impacto de la violencia sexual a través de la inteligencia artificial en las mujeres es profunda y multifacética, pues afecta la privacidad, seguridad emocional, y su capacidad para participar plenamente en la vida en línea y fuera de ella.

Y puntualizaron que es fundamental proteger los derechos de las mujeres en la era digital, así como tomar medidas para prevenir y sancionar dicho comportamiento, ya que este tipo de violencia cada vez se hace más popular por los consumidores de contenido pornográfico en Internet.

 

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *