Grupo Automundo, de los hermanos Sergio y Arturo Grinberg Kreimerman, se ha convertido en una de las empresas que más consienten las administraciones federal y de la Ciudad de México desde 2011 con contratos por más de 206 millones de pesos.

Arturo estaría vinculado, según diversas notas de prensa, como presunto prestanombres de Luis Ernesto y Julio Serna Chávez, exsecretario particular y exjefe de gabinete, respectivamente, durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera. Ambos investigados por enriquecimiento ilícito.

De acuerdo con una publicación de Proceso, en su mayoría los contratos, por servicios o para adquisición de parque vehicular, se han realizado por adjudicaciones directas, por invitación restringida e incluso vía fast-track, en la capital del país, de acuerdo a la plataforma de Compranet. Dichos convenios involucran a la Policía Auxiliar de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, el Metrobús, así como las alcaldías Iztacalco y Venustiano Carranza.

La empresa de los Grinberg Kreimerman se hizo de casi 28 millones de pesos al final de la administración de Mancera Espinosa, y el arranque de la 4T con Claudia Sheinbaum.

Diversos servidores públicos manceristas, incluidos los hermanos Serna habrían sido señalados por Miguel Ángel Vázquez, exsubsecretario de Administración y Capital Humano de la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México, debido a un desvío de casi mil millones de pesos.

Dentro del esquema bajo el que operaban los hermanos, señalados por omitir más de una decena de propiedades en sus declaraciones patrimoniales, salió el nombre de Arturo Grinberg, quien también es accionista de las empresas Mitsu Interlomas; Ecodry Carwash de México; Empresas Grebni; Tenedora Aysg; Grinb Controladora, y Tetush SA de CV.

Grinberg habría fungido como testaferro de Julio César Serna, quien fue vinculado a proceso en diciembre de 2021, por enriquecimiento ilícito, luego de haber sido capturado en noviembre del mismo año, en la colonia Pedregal de San Ángel, según la investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

Las investigaciones de la Fiscalía capitalina, a la que tuvo acceso Proceso, los bienes y gastos del también excoordinador de la Central de Abastos tuvieron un incremento de poco más de 47 millones de pesos, así como inmuebles en la Ciudad de México, Cuernavaca y Acapulco, lo que no corresponde con los cargos que desempeñó.

Las investigaciones sugieren que la relación de Arturo Grinberg con los Serna, amigos cercanos de Miguel Ángel Mancera, pudo facilitar contratos favorables para su empresa, Automundo, en las administraciones capitalina y federal, generando señalamientos de favoritismo.

La participación del empresario en este presunto enriquecimiento ilícito podría afectar la candidatura presidencial de Claudia Sheinbaum, ya que su administración asignó fondos a Automundo antes de que se destapara el escándalo.

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *