La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) anunció la movilización de un total de 8,391 efectivos para brindar asistencia a la población en Guerrero tras los daños ocasionados por el ciclón Otis, que tocó tierra como huracán de categoría 5.

Según un comunicado emitido por la Sedena, 7,671 de estos efectivos pertenecen al Ejército mexicano y la Fuerza Aérea Mexicana, mientras que 720 son miembros de la Guardia Nacional. Se ha activado el Plan DN-III-E en su fase de Auxilio a la Población Civil y el Plan GN-A para apoyar a la población.

Estos elementos se encuentran desplegados de la siguiente manera en el estado de Guerrero:

  • 3,107 militares y agentes en la zona serrana, que abarca los municipios de Chilpancingo, General Heliodoro Castillo, San Miguel Totolapan y Ajuchitlán del Progreso.
  • 3,648 militares y agentes en la zona costera, que incluye los municipios de Petatlán, Tecpan de Galeana, Atoyac de Álvarez, Benito Juárez, Coyuca de Benítez y Acapulco.

Además, hay 1,334 miembros de la Fuerza de Apoyo en Caso de Desastre (F.A.C.D.) con equipos y suministros, 447 efectivos del Batallón de Atención a Emergencias (B.A.E.) con equipos de búsqueda y rescate, y la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) ha puesto a disposición 6 aviones y 6 helicópteros para realizar puentes aéreos según sea necesario.

Las afectaciones en Guerrero hasta el momento incluyen caída de árboles, interrupciones eléctricas, postes de luz caídos, vehículos varados, problemas en los servicios de telecomunicaciones, inundaciones, daños en viviendas e instalaciones, entre otros.

Además, se han transportado por vía terrestre 3,000 despensas y 3,000 litros de agua embotellada desde el Centro Estratégico de Acopio de la Base Aérea Militar Número 1 en Santa Lucía, Estado de México, para ser distribuidos a la población de los municipios afectados.

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *