La activista protectora de animales, Guillermina Galvan, denunció a través de redes sociales la violencia a la que fue víctima por parte de una empresa, la cual mandó maquinaria para destruir el albergue que construyó, lo que dejó el saldo de varios perritos muertos en Ensenada, Baja California.

Un video que circula en redes sociales muestra a la activista entre lagrimas describe la forma en la que presuntamente las empresas Amaya Curiel y Pétreos del Pacífico enviaron maquinaria pesada para arrasar el predio en donde por lo menos 30 perritos habitaban.

“Me dicen que los puedo demandar, pero no ayuda, ¿Quién me va a regresar la vida de mis animales?”, expresa la activista entre lagrimas.

El video pronto comenzó a ser viral, en donde miles de internautas expresaron su interés por ayudar a la mujer de forma económica, mientras que el activista Arturo Islas Allende se pronunció a favor de la mujer en sus redes sociales.

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *