El cuerpo del magistrade Jesús Ociel Baena llegó la noche del martes a una funeraria de Saltillo, en Coahuila, procedente de Aguascalientes a donde llegaron familiares y amigos para dar el último adiós al primer jurista de género no binario en el país.

Decenas de personas se encontraban afuera de la funeraria Latinoamericana en Saltillo, por lo que autoridades locales tuvieron que implementar un operativo de seguridad.

Dulce Baena, hermana del magistrade, expuso que regresaron de Aguascalientes muy consternados tras las investigaciones de las autoridades estatales sobre la muerte de su hermano, y exigió que se aclare el caso.

“No estamos conformes con el veredicto que se dio por parte de la Procuraduría de Aguascalientes, no creemos que la muerte de mi hermano haya sido un crimen pasional”, dijo.

“Exigimos al Estado de Aguascalientes, a la gobernadora, a que este caso se aclare”, expuso.

El fiscal general de Aguascalientes, Jesús Figueroa, sostuvo que el magistrade Jesús Ociel Baena, murió el lunes a manos de su pareja, Dorián Daniel Nieves, quien lo habría asesinado con una navaja y después se habría suicidado.

Ortega expresó a medios de comunicación que la investigación de la muerte del magistrade Jesús Ociel Baena y su pareja, Dorian Nieves, está abierta, por lo que los indicios recabados en el domicilio donde fueron encontrados los cuerpos pueden ser revisados por cualquier otra autoridad.

La muerte de Jesús Ociel Baena, quien fue la primera persona de género no binario en ocupar una magistratura en un tribunal y en obtener un pasaporte mexicano con su identidad, causó una movilización nacional.

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *