César Alejandro Reyna Carrillo, ex administrador general de Comunicaciones y Tecnologías de la Información, sigue mandando en los temas de extorsión, poder y corrupción en la Agencia Nacional de Aduanas de México (ANAM), sobre todo en las aduanas de Ciudad Juárez y Tijuana.

A pesar de que ha sido señalado y denunciado por empresarios de encabezar el Cártel de Aduanas, el ex funcionario, quien también fue administrador de la aduana de Tijuana
de la ANAM, mantiene el control el contrabando de hidrocarburos, precursores de drogas y tráfico de armas y de cartuchos.

Lo anterior debido a que la vigilancia de los cruces de las mercancías dependía de la modernización de los sistemas de monitoreo, que él controló y controla a pesar de ya no estar, pues “tejió” una red de complicidades.

A pesar de haberse ido con Horacio Duarte de Aduanas al Estado de México, César Alejandro Reyna Carrillo formó su red de corrupción con amigos que se vieron beneficiados con el boom de los precursores químicos, el huachicoleo y el tráfico de armas, y ahora vuelve para controlar las aduanas de Ciudad Juárez y Tijuana.

La Secretaría de la Defensa Nacional, de Luis Cresencio Sandoval, y la Fiscalía General de la República, de Alejandro Gertz, lo investigan, en seguimiento a denuncias presentadas y por documentos filtrados.

Otra forma de extorsión del Cártel de Aduanas es obligar a usuarios a pagar por sus paquetes, pues de contrario hacen que les toque semáforo rojo.

César Alejandro Reyna Carrillo ingresó a aduanas el 16 de enero de 2019, y desde entonces fue acusado de exigir el pago de una cuota a los usuarios y, en caso de no
acceder, les sembraban cartuchos útiles o balas, así como mercancías altamente reguladas en sus importaciones o exportaciones.

Informes castrenses señalan que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tiene en la mira a César Alejandro Reyna Carrillo, por encabezar una red de presuntos extorsionadores de alcance internacional, pues también alteraban el sistema aduanero o mecanismo de selección automatizado, manipulando para que les toque rojo (revisión) a todo aquel agente aduanal, importador o exportador que no acceda al pago de cuotas que evidentemente generan corrupción.

Aunque se señala a las aduanas de Tijuana y Ciudad Juárez como sus principales puntos de operación, tiene control en las aduanas y aeropuertos del país, con amplias conexiones en Estados Unidos con presuntos contrabandistas de combustibles y otros productos, por su relación con el empresario asesinado en Nuevo León, Sergio Carmona Angulo, conocido en el mundo del hampa como “El Rey del contrabando de combustibles o el Rey del Huachicol”.

De ahí que una de las líneas de investigación del FGR sea la relación de César Alejandro Carrillo y su participación en el asesinato de Sergio Carmona El Rey del Huachicol, ya que dicho funcionario tenía una estrecha amistad y redes de negocios ilegales con el asesinado; el crimen se debió a sus ligas con presuntos grupos criminales del contrabando de combustibles que operaban de manera conjunta.

Y es que hay gasolinas robadas que entran al país por las aduanas de Ciudad Juárez y Tijuana y quien protege estas acciones es César Alejandro Reyna.

Documentos judiciales mencionan que el FBI y la DEA investigan a Reyna Carrillo por sus ilegales al interior de las aduanas, que afectaron a Estados Unidos.

Es por eso que no ha podido ser nombrado en el Estado de México, de Delfina Gómez, pues el Presidente Andrés Manuel López Obrador recibió información sobre sus casos ilícitos.

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *