• El ahorro y el cuidado del agua comienza en el hogar, pues en México el consumo residencial de este recurso es de 567 litros por habitante al día.
  • Según la OMS, en una ducha de 10 minutos se consumen 200 litros de agua, lo que equivale a 20 litros por minuto.
  • El uso de regaderas eléctricas permite ahorrar agua, energía y gas.

 

Actualmente, el mundo se enfrenta a serios problemas medioambientales, por lo que se ha vuelto crucial cambiar la manera en la que nos relacionamos con los recursos naturales. En este sentido, debido a la escasez del agua, es importante que todos llevemos a cabo pequeñas acciones diarias para cuidar y ahorrar este bien, con el objetivo de garantizar su subsistencia. Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el consumo promedio de agua diario en la CDMX es de 366 litros por persona, siendo el consumo residencial el más elevado con 567 litros por habitante.

Ante este panorama, expertos de Grupo Rotoplas, empresa líder en soluciones de agua, recomiendan usar regaderas eléctricas en el hogar, pues favorecen una buena experiencia de baño y contribuyen significativamente al ahorro de agua, energía y gas. Algunos de sus beneficios más destacados son:

  • Funcionamiento eficiente: Las regaderas eléctricas calientan el agua de manera instantánea, lo que favorece un baño cómodo con agua caliente disponible de forma continua. Además, garantiza un ahorro diario de agua y gas.
  • Facilidad de uso: Su diseño intuitivo la hace fácil de usar, pues permite seleccionar la temperatura deseada: fría, templada, caliente o muy caliente. 
  • Compromiso ambiental: La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reportado que en una ducha de 10 minutos se consumen 200 litros de agua, lo que equivale a 20 litros por minuto. Sin embargo, este tipo de regaderas son una opción amigable con el medio ambiente, pues ofrecen una eficiencia energética superior al 95%, además de evitar el desperdicio de agua y gas que se genera durante el tiempo que se tarda en calentar el líquido en las regaderas tradicionales.
  • Seguridad: Equipadas con un doble sistema de protección de aislamiento térmico, la seguridad está garantizada, proporcionando agua caliente sin riesgos.
  • Diseño amigable y cómodo: Existen opciones en el mercado que cuentan con un esparcidor más grande que proporciona una cobertura uniforme para un flujo continuo y sin goteos molestos. 

Para que este tipo de regaderas funcione de manera óptima es muy importante que su instalación la realice personal calificado. Además, este equipo debe recibir un mantenimiento periódico y una limpieza adecuada para garantizar su máximo rendimiento.

Las regaderas eléctricas son la opción adecuada para quienes buscan cuidar el planeta y tener una mejor experiencia de baño. Por ello, Rotoplas promueve su uso, así como el de mejores prácticas de consumo de este líquido vital. Comprometida con la sostenibilidad, la innovación y con llevar más y mejor agua a las personas, la compañía seguirá trabajando en el desarrollo de soluciones integrales para cada etapa del ciclo del agua con el objetivo de construir un mundo más próspero.

 

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *