La inflación en México experimentó un descenso inesperado y se situó en un 4.45 por ciento anual durante la primera quincena de febrero, frente al 4.87 por ciento registrado en la segunda quincena de enero, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el 22 de febrero.

Este dato sorprendió a los analistas, ya que se ubicó muy por debajo de las expectativas del mercado, que anticipaban una tasa del 4.73 por ciento anual, según reveló la encuesta más reciente de Citibanamex.

Además, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mostró una caída del 0.10 por ciento en comparación quincenal, algo que no se observaba desde 2019 para el mismo periodo.

El descenso en la inflación se atribuyó principalmente al componente no subyacente, que registró una tasa del 3.93 por ciento anual en la primera quincena de febrero, interrumpiendo así una racha de siete quincenas al alza.

En particular, los productos agropecuarios experimentaron una inflación del 5.69 por ciento anual, mostrando una marcada volatilidad, como lo evidencia la caída quincenal del 7.20 por ciento en el precio de las frutas y verduras.

Por otro lado, los energéticos y las tarifas autorizadas por el Gobierno federal presentaron una inflación del 2.44 por ciento anual en la primera mitad de febrero, en comparación con el 1.44 por ciento registrado al cierre de enero.

En cuanto a la inflación subyacente, el Inegi reportó una tasa del 4.63 por ciento, marcando así 25 quincenas consecutivas de moderación. En términos específicos, la inflación de las mercancías fue del 4.09 por ciento anual, mientras que en los servicios se registró un 5.28 por ciento, ligeramente por debajo del 5.31 por ciento del periodo previo.

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *