La justicia federal ha decidido posponer para enero del 2024 la audiencia de Jesús Murillo Karam, exprocurador general de la República por delitos de desaparición forzada, tortura y acciones contra la administración de la justicia, todos en el contexto del emblemático caso Ayotzinapa.

La petición de la Fiscalía General de la República (FGR) no es menor; solicitan que se le imponga una sentencia de 82 años de prisión al exfuncionario.

A pesar de la gravedad de los cargos y la importancia del caso, la defensa de Murillo Karam ha logrado un aplazamiento.

El argumento principal para el diferimiento de la audiencia, que originalmente estaba fijada para este lunes, es que hay amparos aún en proceso.

Como un último intento para defender su posición y reputación, el exprocurador ha solicitado la admisión de 15 documentos que pretende presentar como pruebas de descargo.

Con ello, Murillo Karam busca demostrar la presunta tortura contra miembros del grupo delictivo Guerreros Unidos.

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *