El gigante estadounidense Amazon afirmó este viernes que reembolsó 1.9 millones de dólares a más de 700 trabajadores que pagaron costos de contratación ilegales en Arabia Saudita.

La Organización No Gubernamental Amnistía Internacional denunció en octubre las condiciones que debían cumplir migrantes empleados por empresas terceras para trabajar en los almacenes de Amazon en el reino saudita.

La multinacional abrió una investigación tras los reportes de la ong de defensa de derechos humanos.

“Encontramos casos en los que empleados con contrato tuvieron que pagar costos, incluido costos de contratación” y de otro tipo a agentes o empresas sauditas que se ocupaban de contratar a los trabajadores, declaró la compañía en un comunicado.

La empresa añadió que reembolsó “1.9 millones de dólares” a más de 700 de ellos.

La investigación también puso otro tipo de abusos de relieve, como alojamientos que no respetaban las normativas, irregularidades en los contratos y en los salarios y retrasos en la resolución de quejas presentadas por los trabajadores, explicó Amazon.

Amnistía Internacional se basó en los testimonios de 22 nepalíes que trabajaron en los almacenes de Amazon en Arabia Saudita entre 2021 y 2023.

Algunos de ellos se endeudaron al creer que eran directamente contratados por la empresa estadounidense y se vieron luego “privados de sus ingresos, alojados en condiciones horribles” y a los que se les impedía “buscar otro empleo o dejar el país“.

Tras la publicación del informe, las autoridades sauditas indicaron que estos “hechos alarmantes” ya estaban siendo investigados.

“El reembolso por Amazon de los costos de contratación ilegales es una etapa clave”, celebró el responsable de justicia económica de la oenegé, Steve Cockburn, que pidió tomar en cuenta “los cientos de otros trabajadores” que dejaron la empresa y el país.

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *