En 2022 se reportó una superficie sembrada de 319 hectáreas en siete entidades, es decir, 24.1 por ciento más en comparación con las contabilizadas el año previo, de acuerdo con cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

El secretario Víctor Villalobos Arámbula llamó a la población a adquirir la flor de Nochebuena en mercados, tianguis y centros de abasto para impulsar la economía de los agricultores y comercios de pequeña escala, quienes ponen todo de su parte para llevar los productos al alcance de los mexicanos.

La flor mexicana cubre la demanda de los mercados de Estados Unidos, España, Japón, Holanda, Alemania, Canadá, China y Francia, resaltó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

México cuenta con 21 variedades inscritas en el Catálogo Nacional de Variedades Vegetales (CNVV), de las que nueve están registradas por la Universidad Autónoma Chapingo (UACh) y 10 por el Instituto de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).

Floricultores de al menos siete entidades ya preparan la cosecha de la flor de Nochebuena –símbolo universal de las fiestas decembrinas– para pintar de rojo intenso los invernaderos y, posteriormente, comenzar a abastecer los mercados, comercios y centros de abasto del país, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Con base en cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), detalló que en 2022 se reportó una superficie sembrada de 319 hectáreas en siete entidades, 24.1 por ciento más en comparación con las contabilizadas un año atrás.

Así, la producción de Nochebuena cerró el año pasado con 21 millones 551 mil plantas y valor de producción de 902 millones 742 mil pesos, lo que representó un aumento de 24.2 por ciento respecto a las 17 millones 339 mil plantas reportadas en 2021, apuntó.

El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, expuso que los productores de la también llamada “Flor de Navidad”, “Estrella de Navidad”, “Santa Catalina”, “Flor de Pascua” o “Flor de Fuego”, prepararon sus tierras en mayo para la siembra de los esquejes (tallos), toda vez que el cultivo demora aproximadamente seis meses.

Resaltó que esta planeación les permite llevarlas a la venta en las primeras semanas de noviembre y, de esta manera, anunciar la llegada de las fiestas decembrinas y demás tradiciones de fin de año.

El funcionario federal detalló que esta flor cuenta con cerca de 30 variedades y resaltan por sus colores rojo, amarillo, rosa, blanco, rayado y marmoleado, los cuales complementan las decoraciones navideñas.

Por ello, el secretario Villalobos Arámbula llamó a la población a adquirir las Nochebuenas en mercados locales, tianguis y centros de abasto, para impulsar la economía de los pequeños comercios y de los agricultores, quienes ponen todo de su parte para llevar los productos al alcance de los mexicanos.

De la producción nacional obtenida en 2022, indicó, Morelos fue el principal estado productor, con siete millones 073 mil plantas, seguido de Michoacán, con cinco millones 360 mil plantas, y Ciudad de México, tres millones 250 mil plantas.

Le siguieron Puebla, con dos millones 927 mil plantas; Jalisco, un millón 797 mil plantas; Estado de México, un millón 120 mil plantas, y Oaxaca, 21 mil 357 plantas.

A nivel municipal, Zitácuaro, Michoacán; Cuernavaca, Morelos; Xochimilco, Ciudad de México; Atlixco, Puebla, y Yautepec, Morelos, son líderes en el cultivo con cinco millones 360 mil, dos millones 597 mil, dos millones 354 mil, dos millones 125 mil plantas y un millón 440 mil plantas.

La Secretaría de Agricultura abundó que en todo el país se cultivan cerca de 30 variedades, pero al menos 90 por ciento de la producción y el consumo corresponden a la roja, el 5.0 por ciento a la blanca o amarilla y el resto a la rosa, rayada y marmoleada.

En el mercado internacional, la flor mexicana cubre la demanda de los mercados para decorar los interiores de las casas, jardines, calles, centros comerciales y más de Estados Unidos, España, Japón, Holanda, Alemania, Canadá, China y Francia, entre otros.

México, centro de origen de la Nochebuena

México es centro de origen de esta planta. En náhuatl, su nombre original es Cuetlaxochitl y significa “flor que se marchita”.

Agricultura detalló que el país cuenta con 21 variedades inscritas en el Catálogo Nacional de Variedades Vegetales (CNVV), de las cuales nueve están registradas por la Universidad Autónoma Chapingo (UACh) y 10 por el Instituto de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).

Las denominaciones de Nochebuenas desarrolladas por el UACh son Juan Pablo, Rehilete, Belén, Amanecer navideño, Estrella, Valsu, Corona, Tete y Marysia. Y las generadas por el INIFAP son Rubí, Leticia, Alondra, Vicky, Paula, Naomi, Alhely, Beatriz, Juanita y Ximena.

About Author

Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *